¿Cómo mantener tu cerebro alerta a la hora de conducir?

comentarios
Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral Tagged , , ,

hidratación coche

Tener sueño, pesadez de estómago o sed son algunas de las causas que pueden convertir tus largas horas de conducción al volante durante esta Semana Santa en incómodas o, incluso, peligrosas para tu seguridad y la de los tuyos. Dormir 7-8 horas diarias, evitar las comidas copiosas y beber 2-2,5 litros de agua mineral son las mejores pautas para disfrutar del primer “puente largo” de esta primavera.

En el cerebro, el agua constituye hasta un 85%. Este órgano, además, en condiciones de esfuerzo mental intenso como, por ejemplo, a la hora de conducir, demanda una gran cantidad de energía. Por esta razón, “el cerebro es especialmente sensible a cualquier pequeño síntoma de deshidratación”, explica Silvia Álava, psicóloga y autora del informe científico “Rendimiento cognitivo, hidratación y agua mineral natural”.

Además, al tratarse del órgano que soporta el procesamiento mental, es decir, la función cognitiva,  Álava que nos recuerda que:

“Es posible que con tan solo un 1 ó 2% de falta de agua en nuestro cuerpo, ya notemos pequeños fallos de memoria, de atención, que seamos más lentos o que, incluso, nos pueda costar más mantener la atención” 

Para evitar esta patología, el Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS) recomienda evitar la sensación de sed. Para ello, es imprescindible mantener una hidratación adecuada a lo largo del día, mediante pequeños sorbos de agua, distribuidos con una frecuencia de cada 20-30 minutos, hasta completar la cantidad de 2-2,5 litros, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

conducir bien hidratado

De esta manera, mantendremos tanto nuestro cuerpo como nuestro cerebro hidratados. Y es que, como bien asegura Gloria Díaz, coordinadora y profesora de Formación Vial de Autoescuela Gala:

 “Tener una buena hidratación a la hora de conducir ayuda a mantener un buen estado de alerta, tanto físico como mental, ya que reducimos la fatiga y mantenemos nuestros músculos activos”.

¿Qué consecuencias puede tener no beber agua mientras conducimos?

Sin duda, ninguna consecuencia positiva. Según explica Gloria Díaz, “la falta de una hidratación adecuada durante la conducción puede provocar mareos, fatiga, dolor de cabeza y somnolencia; y por lo tanto se aumenta el riesgo de sufrir un accidente. Además se reduce nuestra capacidad física y cognitiva. Todo esto afecta negativamente al conductor, aumentando a la vez el tiempo de reacción del mismo ante un imprevisto, que en condiciones normales oscila entre medio segundo y un segundo”.

conducir-bien-hidratado 1

¿Cómo mantener entonces la hidratación a la hora de realizar un viaje?

La coordinadora de Autoescuela Gala recomienda “llevar siempre con nosotros una botella de agua mineral mientras conducimos. Esto nos permitirá recuperar los niveles de agua perdidos durante la conducción, como consecuencia de un exceso de temperatura, el estrés, la sudoración, y mantener así unos niveles adecuados de hidratación”.

A este respecto, cabe destacar el estudio “Deshidratación y Conducción”, de la Universidad de Loughborough en Reino Unido (Phillip Watson A. et al.), que analiza cómo afecta una deshidratación leve en el conductor, sobre su capacidad de respuesta al volante ante imprevistos durante la conducción.

Según las conclusiones de este informe, una hidratación inadecuada puede provocar mareos, fatiga, pérdida de concentración, dolor de cabeza y somnolencia; síntomas totalmente peligrosos durante la conducción, ya que pueden aumentar en hasta un 60% la posibilidad de tener un accidente.

conducir bien hidratado

En cuanto a la cantidad, Gloria Díaz asegura que, “en condiciones normales, es conveniente ingerir entre 2 y 2,5 litros de agua al día, pero no menos importante es conocer la calidad del agua que ingerimos, algo que queda garantizado en el caso del agua mineral, al no tener ningún tipo de tratamiento químico y mantener los minerales adecuados”.

Asimismo, Silvia Álava aconseja que la ingesta se realice “no toda de un trago, lo cual es un error, sino mediante pequeños sorbitos, de manera frecuente”. En concreto, según los expertos, la ingesta de agua recomendada mientras conducimos es de 50 centilitros cada 20-30 minutos, o unos 150 mililitros, cada hora, coincidiendo, a ser posible, con descansos o paradas.

Asimismo, la gran diversidad y disponibilidad de envases de agua mineral nos permitirá planificar una perfecta hidratación, al poder elegir el formato y tamaño que mejor se adapte a nuestras necesidades, teniendo en cuenta, por ejemplo, si es para trayectos cortos o largos, viajes en familia o individuales, las condiciones climatológicas… o estar preparado para cualquier imprevisto, como un atasco o una avería.

Recomendaciones para viajar seguro en Semana Santa

Gloria Díaz, coordinadora y profesora de Formación Vial de Autoescuela Gala ofrece los siguientes consejos para mantener nuestra seguridad al volante estas vacaciones:

  • El conductor, el vehículo y la vía, deben estar en perfectas condiciones para que el desplazamiento por carretera sea seguro.
  •  No debemos iniciar un viaje sin revisar la colocación del equipaje, comprobar la presión de los neumáticos y el estado general del vehículo.
  •  Debemos asegurarnos que todos los ocupantes lleven abrochado correctamente el cinturón de seguridad.
  •  No distraerse programando el GPS con el vehículo en marcha o haciendo uso del teléfono móvil.
  • Respetar los límites de velocidad y las normas de tráfico, preparar la ruta antes del viaje y conocer el estado de las vías y el tiempo.
  • Dormir 7 u 8 horas diarias la noche antes de la realización del viaje.
  • Evitar las comidas copiosas mientras conducimos, ya que también pueden incrementar la sensación de somnolencia y provocar una sensación incómoda a la hora de conducir, y poner en peligro nuestra seguridad al volante.

conducir bien hidratado

… y  recuerda que llevar  agua mineral en el coche, nos asegura el acceso en todo momento a una hidratación con la máxima garantía y calidad durante todo el trayecto, ya que, junto con los alimentos infantiles, son los productos más reglamentados en cuanto a seguridad y calidad alimentaria; siendo ideal para evitar los posibles desajustes digestivos (como la diarrea o el estreñimiento) que, a veces, padecemos cuando nos encontramos fuera de nuestro entorno habitual.

 

Agua Mineral Natural

¡Tu copiloto perfecto al volante!

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

¿Cuál es el origen de las aguas minerales? ¿Cómo es su pureza original?

comentarios
Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral Tagged , ,

hidratación-natural agua-mineral-la-forma-más-natural-y-saludable-de-hidratarse 10

¿Sabías que las aguas minerales son aguas muy singulares, puras de origen y con una composición mineral constante? Hoy, en el Día Mundial del Agua, te contamos por qué son uno de los productos alimentarios más controlados y de mayor calidad.

Las aguas minerales son aguas muy singulares y están reguladas por una legislación específica. De hecho, para obtener el calificativo de “Agua Mineral Natural”, requieren el cumplimiento de exigencias muy estrictas, con un largo y exigente expediente administrativo en el que intervienen las autoridades competentes en Minas, en Sanidad y en Medio Ambiente.

Cuando hablamos del origen de las Aguas Minerales Naturales, debemos tener en cuenta que nos referimos siempre a aguas de origen subterráneo: proceden del agua de lluvia o nieve que drena la tierra y viaja hasta las estructuras subterráneas denominadas acuíferos. Allí, el agua puede permanecer miles de años, protegida de toda contaminación.

como-se-crea-el-agua-mineral-1

Por este motivo, son aguas puras en origen, con una composición mineral siempre constante que se mantiene en el tiempo. Además, no pueden recibir ningún tipo de tratamiento químico o microbiológico para su consumo.

En cuanto al envasado, se realiza a pie de manantial en condiciones de extrema asepsia, lo que permite que lleguen al consumidor con la misma pureza, composición mineral y propiedades saludables que tienen en la naturaleza.

Todos estos factores hacen que pueda afirmarse que el Agua Mineral Natural es uno de los productos alimentarios más controlados y de mayor calidad. Así lo indica Jorge Lorenzo, Responsable del departamento de Aguas, Envases y Medio ambiente del Centro Nacional de Tecnología Alimentaria (CNTA), laboratorio reconocido por la Agencia Española de Consumo y Seguridad Alimentaria y Nutrición – AECOSAN.

“El Agua Mineral Natural dispone de muchos factores que la hacen uno de los productos alimentarios más seguros. El primero es su pureza original y, para asegurarla, se realiza un estudio muy cuidado del acuífero. Otro factor importante es la estabilidad del citado acuífero, que permanece con una composición básica que permite detectar cualquier cambio. Y, además, se realizan diariamente multitud de controles que garantizan la seguridad alimentaria”, enumera.

¿Cuántos análisis se realizan a diario al Agua Mineral Natural?

Lorenzo recalca que se realizan numerosos análisis diarios, tanto microbiológicos como físico-químicos. Estos controles son realizados tanto por lotes como por horas de envasado de manera que, a diario, se realizan multitud de análisis tanto por las empresas en las propias plantas envasadoras como en laboratorios externos.

“Todos los análisis están normalizados por criterios internacionales, de manera que se realizan con el máximo rigor, asegurando unos resultados de calidad y que son extrapolables a cualquier parte del mundo”

análisis agua-mineral v.1

¿Qué indicadores deben vigilarse para determinar la calidad de las Aguas Minerales Naturales?  

Como recuerda Jorge Lorenzo, los indicadores que deben vigilarse están recogidos en la legislación aplicable a este producto en el Real Decreto 1798/2005.

“Son, fundamentalmente, parámetros microbiológicos y químicos -que indican la composición del agua- y parámetros físicos, que indican su estructura. El etiquetado también es muy importante, porque permite que el consumidor pueda saber, en todo momento, tanto la procedencia del agua envasada como su composición o características”.

Debemos recordar que el Agua Mineral Natural es, junto con los alimentos infantiles, uno de los productos alimentarios más reglamentados, en cuanto a seguridad, información al consumidor y calidad alimentaria.

El doctor Francisco Maraver, Profesor Titular de la Cátedra de Hidrología Médica de la Universidad Complutense de Madrid, nos recuerda que: 

 “El Agua Mineral Natural, al proporcionar una correcta hidratación, favorece la adquisición de hábitos de vida saludable, ya que aporta minerales esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo, con claros beneficios para la salud”

El Agua Mineral Natural tiene su origen en los balnearios a principios del s. XX, respondiendo a la demanda de los visitantes de los balnearios de seguir beneficiándose del consumo de este tipo de aguas tan singulares en sus hogares, las aguas minerales comienzan a envasarse y comercializarse en farmacias bajo la denominación de “mineromedicinal”, para pasar después, en los años sesenta a las tiendas de alimentación.

Por ello, la principal razón de ser de las empresas que envasan Agua Mineral Natural sigue siendo poner a disposición del consumidor un alimento absolutamente natural y saludable con el propósito de que cualquier persona pueda tener acceso en cualquier momento y en cualquier lugar a una hidratación segura y de calidad.

El profesor Maraver, añade que gracias a su envase y etiquetado, el consumidor puede conocer, entre otros datos, el origen del agua (su manantial), y la composición mineral específica. Así podrá elegir el agua que más se ajuste a sus preferencias y necesidades de hidratación.

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS