¿Conoces la singularidad de las Aguas Minerales Naturales y sus beneficios?

comentarios
Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral, Sin categoría Tagged , , , ,

las-Aguas-Minerales-Naturales-y -sus-beneficios 1

¿Cuántas veces hemos escuchado que tenemos que beber entre 2 y 2,5 litros de agua al día? ¿Sabes por qué? De todos es sabido que es necesario beber agua para estar bien hidratados, sin embargo, lo que algunas personas desconocen es la diferencia entre “beber agua” y “mantener una hidratación adecuada y constante”.

El agua es indispensable para prácticamente todas las funciones vitales del organismo y es también su componente más abundante -por término medio el 60% del peso corporal de una persona está compuesto por agua-, lo que la convierte en uno de los nutrientes esenciales para mantener un estilo de vida saludable.

Actúa como lubricante, mantiene la salud celular, distribuye los nutrientes, participa en la eliminación de residuos y regula la temperatura corporal. Por todo ello, podemos considerar que el agua es vital para el correcto funcionamiento de nuestros órganos.

Sin embargo, el cuerpo humano no tiene capacidad para almacenar agua, por lo que cada día se pierden en torno a 2 litros ó 2’5 litros por la respiración (400 ml), el sudor (350 ml), la orina (1.500 ml) y las heces (150 ml), bajo condiciones normales de actividad y temperatura.

Por este motivo, para mantener un equilibrio hídrico en el organismo esa cantidad de agua que se elimina debe ser restablecida. Se entiende que mantenemos un adecuado equilibrio hídrico cuando la diferencia entre el aporte y la pérdida de agua tiende a cero. Tal y como apunta el  Dr. Francisco Maraver, profesor titular de la Cátedra de Hidrología Médica de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid:

 “Para mantener una correcta hidratación, tan importante es la cantidad de agua que ingerimos diariamente como el modo, frecuencia y calidad de la misma”.

Conoce las principales pautas para mantener una hidratación adecuada

 La mayoría de las veces bebemos agua solo cuando sentimos sed y, en estos casos, además, lo habitual es tomarla de forma rápida o de un solo trago para saciarla lo antes posible. Lo que se desconoce es que, para mantener una correcta hidratación, no debemos esperar a tener sed para beber agua.

La sensación de sed es ya un síntoma de alerta que activa nuestro organismo para indicarnos que el cuerpo ha comenzado a deshidratarse.

Además, debemos saber que nuestro aparato digestivo sólo es capaz de asimilar y digerir unos 800 ml de líquido a la hora, por lo que lo recomendable sería beber unos 330 ml cada dos horas aproximadamente despacio y a pequeños sorbos, y a una temperatura entre 10 y 15º C para favorecer su absorción y que el cuerpo la asimile más fácilmente.

Agua-mineral hidratación-natural 01

Ponemos un ejemplo para explicarlo: si utilizamos un litro de agua para regar una planta y lo vertemos de golpe sobre ella, el agua probablemente se saldrá del plato y la planta no la absorberá toda.

Sin embargo, si la vamos echando poco a poco, la planta la absorberá y la aprovechará mejor. Algo parecido ocurre con nuestro organismo, si de los 2 a 2,5 litros que debemos beber al día, nos bebemos un litro de golpe por la mañana y al rato otro litro y ya no bebemos más en toda la jornada, no la aprovecharemos bien.

Pero tan importante es la cantidad de agua, como la calidad de la misma, tal y como indica el Dr. Maraver, “esta calidad queda garantizada cuando se trata de las Aguas Minerales Naturales  gracias a sus especiales propiedades: son aguas subterráneas bacteriológicamente sanas, caracterizadas por su pureza original, ya que llegan a nosotros tal y como se encuentran en la naturaleza,  y, además, son ricas en minerales y oligoelementos”.

las-Aguas-Minerales-Naturales-y -sus-beneficios 2

¿Qué hace a las Aguas Minerales Naturales un producto único y singular?

El Agua Mineral Natural es la mejor opción para asegurarnos una hidratación sana, natural y de calidad, gracias a su composición y propiedades:

  • Calidad / Seguridad: Las aguas minerales son uno de los productos más reglamentados junto con los alimentos infantiles en materia de seguridad y calidad alimentaria. En su proceso de envasado se siguen unos estrictos protocolos con el fin de mantener inalterable su pureza original, ayudando a conservar todas sus propiedades y características naturales.
  • Pureza: Son aguas puras y sanas desde su origen, ya que proceden de acuíferos subterráneos que se encuentran protegidos de toda contaminación. Se envasan a pie de manantial, lo que permite que lleguen al consumidor con toda su pureza.
  • Ausencia de tratamientos químicos: El Agua Mineral Natural es un producto alimentario regulado por una legislación específica y muy estricta. Muy pocas aguas pueden acceder al calificativo de “Agua Mineral Natural”, esta denominación es concedida por la administración solo a las aguas que cumplen unos requisitos determinados y una vez que han superado un largo expediente administrativo y numerosos controles.Atendiendo a estas disposiciones normativas, las aguas minerales deben llegar al consumidor tal y como se captan a pie de manantial y, por ello, no pueden ser sometidas a ningún tratamiento que modifique su composición química original.
  • Singularidad: En España existen más de un centenar de aguas minerales naturales y cada una de ellas posee una composición mineral específica que le otorga una personalidad propia y un sabor único.Su composición es el resultado de un lento equilibrio entre el agua de lluvia filtrada y los minerales que conforman las rocas. Por tanto, la temperatura, el tiempo de permanencia y la profundidad del acuífero, completarán la personalidad inimitable de cada agua mineral.Por eso, no existen dos aguas minerales iguales, así que, gracias a su etiquetado, podemos saber exactamente el agua que bebemos, pudiendo elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades y preferencias.
  • Comodidad /accesibilidad: Gracias a la calidad de sus envases, el Agua Mineral llega a nosotros tal y como se encuentra en la naturaleza conservando toda su pureza y propiedades saludables. El Agua Mineral Natural se presenta en una gran variedad de formatos que se adecúan a las necesidades de cada persona y de cada circunstancia para poner siempre a su alcance, en cualquier momento y lugar, una hidratación sana y natural.
  • Cero calorías: El Agua Mineral Natural es la bebida recomendada por numerosos expertos en nutrición y salud para todos los grupos de edad como acompañamiento ideal en nuestras principales comidas, ya que favorece la absorción y disolución de nutrientes y activa las enzimas esenciales para suministrar energía a nuestro organismo. Además, al no contener calorías, se convierte en la bebida idónea para llevar una alimentación equilibrada y unos hábitos de vida saludables.

Por todo ello, el Dr. Maraver, afirma que “hidratarse bien está en nuestras manos” y recuerda que “llevar con nosotros siempre un botellín de Agua Mineral Natural nos garantiza una hidratación adecuada y de calidad en cualquier momento y lugar”.

 

¡Este otoño lleva contigo tu botella de Agua Mineral Natural y gana en salud!

 

 

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

10 claves para que la vuelta al cole sea una aventura positiva y saludable

comentarios
Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral Tagged , , , , ,

hidratación saludable

Poco a poco las vacaciones están finalizando tanto para los adultos como para los niños, y todos estamos volviendo a nuestras rutinas, unos a sus puestos de trabajo, y otros a las aulas. Por ello, es un buen momento para adoptar nuevos hábitos saludables en la vuelta al cole.

El cambio es fuerte, pasamos de no tener horarios, de rutinas mucho más relajadas a volver a ser esclavos del reloj. Los padres podemos hacer muchas cosas para facilitar ese paso a los hijos. Silvia Álava, psicóloga del Centro de Psicología Álava Reyes y autora del libro Queremos que crezcan felices, nos da 10 claves para que la Vuelta al Cole sea una aventura positiva y también saludable:

1-Es importante adaptarse lo antes posible a los horarios. En verano los horarios se relajan, nos acostamos y nos levantamos más tarde, las comidas se alargan… No esperes al día de comienzo de las clases, lo ideal es empezar a recuperar horarios y rutinas la semana de antes, acostarse y levantarse a la misma hora que durante el curso escolar y realizar las comidas en el mismo horario.

2-Enuncia siempre la vuelta en positivo. Estar de vacaciones es maravilloso, pero el resto del año también tiene muchas cosas positivas. El curso escolar está plagado de buenos momentos, házselo ver a tu hijo.

3-Pregúntale por las cosas que a él le interesen, como por ejemplo los amigos, los chicos y chicas nuevas que hay en su clase, los nuevos profesores, el juego de moda del recreo…

4-No os olvidéis que para vuestro hijo vosotros sois lo más importante, su principal fuente de seguridad y confianza y su modelo a seguir, os copia en todo lo que hacéis. Sed ejemplo de optimismo. Es difícil que el niño o la niña empiece motivado el nuevo curso si en casa oye comentarios del tipo “se nos acabó lo bueno”, “que mal la vuelta al trabajo, colegio, rutinas…”, “Ahora toca aguantar hasta las siguientes vacaciones…”

Beber-agua exámenes 2

5- Buscad actividades para hacer a lo largo del curso que le puedan gustar y motivar. Las actividades extraescolares, tienen que ser algo que al niño le guste y le motive, no tiene mucho sentido sentirse obligado a ir a las mismas.

6-Dejad tiempo libre disponible para jugar, ir al parque, e incluso aburrirse. Los niños necesitan jugar y disponer de tiempo libre que ellos mismos gestionen, en ocasiones entre el colegio, las extraescolares y los deberes, apenas disponen de él. No cargues al niño con más actividades de las que puede hacer.

7- Empieza el nuevo curso con buen pie. No recordemos los errores del año pasado y no empecemos a lamentarnos por ello, como si en este curso se fueran a repetir. Es mejor hacer una lista con las tareas que este año se van a realizar, con independencia de si el año pasado se consiguieron o no.

Así, en lugar de decir: acuérdate que el año pasado se te olvidaron muchos días los libros en clase, no apuntabas en la agenda, perdiste tres lapiceros, dos chaquetas y siete gomas, o suspendiste este examen porque no estudiaste o no lo hiciste bien; será mejor empezar con un listado de buenos propósitos con acciones muy concretas, como por ejemplo puede ser:

  • Apuntar los deberes en la agenda.
  • Llevar los libros necesarios a casa.
  • Cuidar el material escolar.
  • Hacer todos los días los deberes.
  • Llevar los estudios al día, no esperar al examen para empezar a estudiar.
  • Hacer resúmenes, esquemas y mapas conceptuales de las diferentes asignaturas.
  • Preguntar las dudas al profesor.
  • Entregar los trabajos a tiempo.
  • Estar atento en clase.
  • Preparar la mochila la noche de antes.

consejos-sobre-hidratacion-en-el-estudio 1

8-Las emociones son incluso más importantes que los deberes. No te centres en preguntar al niño cada día cuántos deberes le han puesto, lo que tienen que hacer, cuánto tienen que estudiar… las emociones importan y mucho. Pregúntale cómo está y cómo se ha sentido a lo largo del día. Y no olvidemos que los niños nos copian, que sus padres hablen de cómo se han sentido a lo largo del día ayudará en este proceso.

9- Si protestan diciendo que no quieren ir al colegio, que quieren seguir de vacaciones…, debemos decirles que las vacaciones son importantes, pero que hay que volver al colegio y a trabajar, y que eso también tiene muchas cosas buenas. Si siguen insistiendo en que no quieren, cambiaremos de tema preguntándoles a qué han jugado en el patio, cómo se llama su compañero de pupitre, si hay niños nuevos en clase…; de tal forma que desviemos su atención a los aspectos positivos de la vuelta a las aulas.

10- Lleva una vida saludable a lo largo de todo el año. El comienzo del curso es buena época para empezar así: practica deporte de forma regular, come sano y no olvides la importancia de la hidratación. El rendimiento cognitivo está muy relacionado con la correcta ingesta de agua.

Hay que beber la cantidad necesaria de agua cada día, los niños de entre 4 y 8 años unos 1.600 ml al día, entre los 9 años y los 13 2.100 ml para los chicos y 1.900 ml para las chicas, y a partir de los 14 la misma cantidad que los adultos, es decir, 2.000 ml para las mujeres y 2.500 ml para los hombres (lo que equivale entre 8 y 10 vasos diarios de agua).

cuanta-agua-debe-beber-un-niño 1

El Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS) nos recuerda a este respecto que no solo es importante beber la cantidad de agua recomendada diariamente, sino también conocer la calidad y el origen de la misma, que queda garantizada cuando se trata de Agua Mineral Natural. 

“Cuando los niños son pequeños, no saben reconocer los procesos de sed y, por tanto, el adulto que está al lado, ya sean sus padres o los profesores, deben ofrecerles agua, pero también hacer una labor de concienciación y educación en la importancia de ir bebiendo poco a poco a lo largo del día, para estar sanos, pensar mejor y, en definitiva, que se desarrollen correctamente nuestros cuerpos, cerebros y funciones cognitivas”, afirma Silvia Álava.

¡Ayuda a los más pequeños a practicar una hidratación natural metiendo una botella de agua mineral en su mochila, así será más fácil que se mantenga correctamente hidratado a lo largo de la jornada escolar!

 

 

 

 

 

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS