4 consejos básicos de salud que no necesitarán de promesas de año nuevo

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral, Salud and tagged , ,

Tras los excesos de las copiosas comidas y cenas navideñas, te proponemos cinco propósitos básicos y sencillos para comenzar el nuevo año de una manera saludable.  Claro que, como toda promesa, necesitarás de algunos ingredientes básicos: tesón, fuerza de voluntad y paciencia. Pero no te preocupes, están más a tu alcance de lo que crees.

La idea principal consiste en convertir nuestros propósitos en una costumbre y no en un simple deseo de Año Nuevo. Lo importante es que sepamos lo que realmente seremos capaces de cumplir. Regálate este año nuevo una nueva calidad de vida ¡Manos a la obra!

1.      Nuevas formas de practicar ejercicio. Sin duda, practicar ejercicio aunque dispongas de poco tiempo, es sinónimo de vida sana. Dependiendo de tu edad, podrás decantarte por unos u otros ejercicios. Es recomendable practicar al menos 30 minutos de ejercicio tres días a la semana; así te sentirás mejor. Si no tienes tiempo de acudir a un gimnasio o eres muy perezoso, te proponemos algunas actividades cotidianas que te ayudarán a mantenerte en forma. ¡Toma nota! Subir a casa por las escaleras en lugar de coger el ascensor, evitar coger el coche si puedes ir andando, bajarse una parada antes del metro o autobús para ir caminando. Y recuerda que el ejercicio, además de tonificar el cuerpo y mejorar el aspecto físico, reduce el estrés, ayuda a liberar tensiones y a conciliar el sueño.

2.      Comer más sano y tomar más fruta. ¿Cuántas veces nos hemos propuesto ponernos a dieta? Cuidarse no es tan difícil. Una alimentación  sana y equilibrada (frutas, verduras, lácteos, legumbres, pescado…) nos ayudará a estar más sanos y fuertes. En numerosas ocasiones, ya sea por falta de tiempo o pereza, no cuidamos nuestra alimentación.

Haz un esfuerzo y procura incluir más frutas o frutos secos en tu dieta, saludables para nuestro organismo. Y, más importante aún, los nutricionistas recomiendan hacer cinco comidas al día para no pasar hambre y conseguir de forma fácil llevar unos hábitos alimenticios saludables. Además, la fruta tiene la gran ventaja de que se puede comer tanto en casa como en el trabajo, se puede llevar cómodamente en el bolso y comerla en cualquier momento sin ninguna elaboración previa.

3.      Hidratarse adecuadamente.  A veces no sólo descuidamos la alimentación, sino también la hidratación. El agua es un nutriente esencial que debemos aportar a nuestro organismo para su correcto funcionamiento. No aporta calorías y su composición en minerales es beneficiosa para la salud. Beber agua tiene múltiples beneficios: hidrata, ayuda a eliminar las toxinas, favorece la digestión mejora la función renal, entre otras muchas ventajas, de ahí que sea tan importante su consumo. En función de diversos factores (hábitos alimenticios, edad, sexo, actividad física…) la Organización Mundial de la Salud (OMS) y numerosos expertos de la salud y la nutrición recomienda ingerir entre 2 y 3 litros de agua diarios. ¡Ya no necesitas más motivos para hidratarte con agua!

4.      Dejar a un lado el estrés.  El estrés es el gran enemigo de nuestro día a día y nos puede hacer mucho daño si no se mitiga. Hoy en día, hay muchas cosas que nos estresan como el trabajo, el ritmo frenético, los hijos, las compras, las tareas domésticas… Soluciones: Para intentar que no nos afecte debemos establecer prioridades en nuestro quehacer diario, no abarcar más actividades de las que podemos llevar a cabo, cuidar las relaciones sociales y familiares (que el trabajo y las obligaciones no nos ocupen todo nuestro tiempo), dormir entre 7-8 horas al día, disfrutar del ocio y aprovechar los momentos únicos tanto en pareja como con amigos. Una manera sencilla de reducir el estrés consiste en aprender técnicas de relajación y respiración, y sobre todo, aprender a desconectar.

Y vosotros, seguidores, ¿tenéis pensado algún propósito saludable para este 2014? Esperamos vuestras respuestas en nuestro Facebook

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *