6 razones para beber agua mineral natural

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral, Salud and tagged , ,

Beber agua mineral natural nos ayuda a mantener nuestro cuerpo sano y bien hidratado. Sus beneficios sobre nuestro organismo la hacen ideal para ser ingerida diariamente por todos, incluidos niños y ancianos.

Entre sus múltiples cualidades y características destacan seis razones que la hacen ser única e indispensable:

1.       Natural. Se trata de un agua que proviene de acuíferos subterráneos. Durante muchos años, a veces centenares o miles, la naturaleza filtra el agua de lluvia a través de las rocas y la almacena en estos acuíferos, donde se encuentra libre de cualquier tipo de contaminación. Las empresas del sector del agua mineral se encargan de extraerla conservando el equilibrio natural de los manantiales, protegiendo los acuíferos y manteniendo el entorno natural. Al ser envasada con las mismas propiedades saludables que tiene en su acuífero, llega al consumidor con idénticas características a las que presenta en la naturaleza.

2.       Pura. El agua mineral es un agua pura y saludable desde su origen. Esta pureza bacteriológica y microbiológica hace que no necesite ningún tratamiento de desinfección químico para ser potable, ni tampoco sistemas de filtrado doméstico para su consumo. Además, no necesita ser hervida para la preparación de los alimentos infantiles.

3.       Saludable. Este tipo de agua es totalmente recomendable para mantener unos hábitos de vida saludables. Al no aportar ninguna caloría, ayuda a mantenerla línea. Actúa como hidratante y transportador de nutrientes y otras sustancias. Proporciona soporte para toda la actividad celular. Ayuda a excretar las sustancias de desecho, elimina toxinas, favorece la digestión, previene el estreñimiento, regula la temperatura corporal y mantiene el buen funcionamiento de los riñones.

4.       Composición. El agua mineral natural tiene una composición constante, por lo que mantiene siempre el mismo sabor, y nos aporta siempre la misma cantidad de minerales y otro tipo de componentes que le otorgan propiedades beneficiosas para la salud. Su composición química es el resultado de un lento equilibrio entre el agua de lluvia que llega finalmente al acuífero y los minerales que conforman las rocas. Por ello, no hay dos aguas minerales naturales iguales. Sin embargo, siempre que bebemos un agua mineral natural concreta, sabemos exactamente lo que estamos ingiriendo.

5.       Fiabilidad. Las aguas envasadas son, junto a los productos infantiles, uno de los alimentos más regulados. Podemos confiar en que este sector cumple con todas las normativas de seguridad e higiene alimentaria, lo que nos garantiza a los consumidores que el agua que bebemos es segura y saludable.

6.       Comodidad. La gran variedad de formatos de envasado hace que su consumo se adapte a las necesidades y circunstancias de cada usuario, por lo que siempre podemos acceder a ella en cualquier momento y lugar. No hay excusas: un botellín siempre cerca asegura la hidratación perfecta con un producto natural y sano.

Seis razones de peso que a nosotros nos han convencido. ¿Y a ti? ¿Tienes algún otro motivo añadido para beber agua mineral natural? Compártelo con todos nosotros.

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *