Actividades extraescolares: descubre las adecuadas para tus hijos

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Maternidad, Salud and tagged , , , ,

Deportes, idiomas, música… ¿A qué actividad apuntamos a nuestros hijos? ¿Cuáles son las más aconsejables para ellos? Hoy en día existe una amplia oferta de actividades para que realicen los más pequeños de la casa. Lo importante es que disfruten y se diviertan con lo que hacen y, a su vez, aprendan.

Las actividades extraescolares son muy satisfactorias para el desarrollo de los niños, eso sí, siempre que evitemos una sobrecarga de horas y esfuerzo intelectual o físico a nuestros hijos. No es conveniente que las actividades extraescolares sobrepasen las cuatro horas semanales.

Ten en cuenta que los niños también necesitan su tiempo de ocio para disfrutar con sus familiares y amigos. Por eso, los padres no deben apuntarles a miles de actividades que les priven de tiempo para sus juegos. ¡No les saturéis de actividades!

Elegir la actividad adecuada

Si has decidido apuntar a tus hijos a alguna actividad extra, debes tener en cuenta algunos aspectos como su edad, gustos, carácter, personalidad, ilusiones, aficiones y destrezas. Lo ideal es que sean los propios niños los que elijan qué actividad prefieren practicar. Obligarles a realizar alguna que no quieran puede ser contraproducente. ¡Las obligaciones nunca fueron buenas!

Para los niños más activos, es aconsejable una actividad que les ayude a concentrarse. Si por el contrario son muy tranquilos, apúntales a actividades artísticas como pintura o a deportes sencillos; y en el caso de que sean tímidos, una buena opción sería apuntarles a teatro o ballet, por ejemplo, o a deportes colectivos para socializar con el resto de niños.

Te ofrecemos los beneficios de algunas actividades para que te ayuden a elegir la más adecuada para tus hijos. ¡Toma nota!

  • Tenis. Ayuda a desarrollar la motricidad, así como a aumentar la capacidad aeróbica y la flexibilidad. También aporta beneficios psicológicos como la disciplina y la competitividad. Y, por supuesto, ayuda a mantener y tonificar los músculos, necesario durante la niñez.
  • Fútbol. Deporte preferido por excelencia entre los niños. Al tratarse de un deporte colectivo y practicarse en grupo, favorece el compañerismo, la tolerancia, el respeto a las reglas y la solidaridad. Los deportes en grupo son ideales para los niños tímidos, ya que les aportan seguridad, les ayudan a hacer amistades y a vencer miedos. Por otro lado, les ayudan a mantenerse en forma y favorecen la coordinación.
  • Kárate. Idóneo para  los niños hiperactivos o muy inquietos. Les ayuda a disminuir el estrés, la tensión y la agresividad. Los niños aprenden a cumplir normas de conducta y a tener respeto, ya que se practica en un ambiente muy disciplinario.
  • Idiomas. Es aconsejable el aprendizaje de los idiomas a una edad temprana. ¡Cuánto antes mucho mejor! Así, el niño los interioriza de manera natural. Además, aumentará sus capacidades cognitivas, lo que le ayudará el día de mañana en el aprendizaje de otros idiomas. Según los expertos, el bilingüismo mejora la atención, sirve de entrenamiento mental y ayuda a ejercitar la memoria.
  • Música o instrumentos musicales. Tocar algún instrumento musical mejora el rendimiento académico y el aprendizaje en otros ámbitos. Estudiar música o aprender a tocar un instrumento desarrolla la memoria y la capacidad de atención.
  • Danza o ballet. Se puede comenzar a practicar a partir de los 3 o 4 años que es cuando el aparato locomotor de los niños puede asimilar e interiorizar más fácilmente las técnicas y los movimientos de esta disciplina. Esta disciplina hace hincapié en la expresión y la comunicación corporal. Entre las ventajas físicas del ballet destacan: el desarrollo de la psicomotricidad, mejora de la expresión corporal, corrección de malas posturas y agilidad, entre otras muchas. Por otro lado, los beneficios psíquicos también son muy variados: enseña disciplina, ayuda a la socialización, relaja y mejora la autoestima, entre otras cosas.

Al igual que los adultos, los niños también necesitan hidratarse con agua, y más aún si practican deporte. Deben beber una media de 1,8 litros de agua hasta los 8 años y, a partir de los 9, debe incrementarse la cantidad hasta los 2,5 litros en los niños y 2,2 litros en las niñas. De ahí que sea tan importante inculcarles desde muy pequeños la importancia de beber agua.

Asimismo, la Asociación Española de Pediatría y el Instituto de Investigación, Agua y Salud recomiendan el agua mineral natural para los niños por sus enormes beneficios, puesto que es un alimento ideal para hidratarse y es un agua son pura y sana en origen.

¿Por cuál os decantáis? Sea cual sea la actividad elegida, lo importante es que los niños estén motivados y pasen un rato agradable mientras aprenden o practican algún deporte. Cuéntanos, y tus hijos, ¿a qué actividad extraescolar acuden?

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *