Agua mineral natural: beneficios según su composición

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral, Salud and tagged , ,

agua mineral

Todos sabemos que tomar agua es esencial para nuestra salud, puesto que nuestro cuerpo está formado, aproximadamente, por un 70% de ella y es vital para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. El agua mineral natural es una opción idónea para mantener una correcta hidratación porque es pura desde su origen y posee una composición mineral que permanece constante.

El agua mineral es el resultado de un proceso natural que empieza cuando el agua de lluvia o de nieve se va filtrando lentamente a través de las rocas de una montaña. Poco a poco va  adquiriendo minerales y llega finalmente a un acuífero ubicado en la profundidad de la tierra. Una vez en el subsuelo, el agua queda protegida de cualquier contaminación gracias a la temperatura, el tiempo de permanencia y la profundidad en la que se encuentre.

El gran valor de estas aguas, y que mucha gente aún desconoce, es que al ser envasadas mantienen intactas sus propiedades y su pureza. No necesitan ni reciben ningún tratamiento químico ni microbiológico por lo que llegan a nosotros en su estado de pureza original.

Más de 100 tipos de aguas minerales

¿Sabías que en España existen más de 100 tipos distintos de aguas minerales? Lo que diferencia a cada una de ellas es la composición mineral que las caracteriza. ¿Qué tipo de agua bebéis en casa? Podéis consultar en las etiquetas de los envases, eligiendo aquella que se ajusta más a vuestras necesidades. Nosotros os mostramos algunas de ellas:

Las aguas de mineralización débil o muy débil tienen un interesante efecto diurético, siendo indicadas cuando se padecen cálculos urinarios, para personas con hipertensión y en la preparación de alimentos infantiles y biberones.

Las aguas de mineralización media poseen efectos similares a las anteriormente citadas, aunque la acción diurética es inversamente proporcional a su contenido en residuo seco.

Las aguas de mineralización fuerte suponen un aporte en minerales muy destacable tales como el calcio y el magnesio.

Las aguas ricas en calcio están indicadas cuando existe una necesidad de este mineral. De hecho, está comprobado que, en ciertas ocasiones, la mera ingestión de agua puede llegar a cubrir los objetivos nutricionales de calcio y de magnesio, siendo este tipo de aguas ricas en los minerales citados una vía para mejorar su ingestión.

El agua mineral natural puede ayudarte a cuidar tu salud. Además, no aporta calorías y ofrece una forma sana y natural de hidratación en cualquier momento y lugar. ¿Aún te faltan motivos para beber agua mineral?

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *