Caminata nórdica: una idea para hacer ejercicio

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral, Salud and tagged , , , , ,

Cada vez es mayor el número de personas que prefieren practicar deporte al aire libre aprovechando los días de buen tiempo. Con este tipo de actividades no sólo nos cuidamos, también disfrutamos al hacerlas en compañía y descubriendo nuevas vistas y espacios naturales. El trekking, el footing o el trail running, entre otros, son ejercicios que han ganado miles de adeptos en los últimos años, pero hoy queremos hablarte de una especialidad algo menos conocida con un sinfín de beneficios para la salud: la caminata nórdica o el nordic walking.

Su origen se remonta a los años 30, cuando varios esquiadores trataban de buscar una alternativa para mantenerse en forma los meses de verano u otoño cuando no había nieve. Es por eso que este deporte se caracteriza principalmente por el uso de unos bastones especiales (algo diferentes a los del trekking) y se práctica imitando el esquí de fondo, lo que permite mover hasta el 90% de los músculos del cuerpo.

¿Es el nordic walking el ejercicio ideal para ti?

Te damos 5 razones por las que deberías probarlo:

1.       A diferencia del running y otros deportes, el  te permite ejercitar abdominales, brazos, pectorales, espalda, y por supuesto, piernas.

2.       Se trata de una actividad que mejora la oxigenación y la capacidad cardiovascular. Además, te ayudará a quemar un alto porcentaje de calorías.

3.       La actividad no genera impacto en las articulaciones (tobillos, rodillas y caderas) y relaja las tensiones de la zona cervical.

4.       Al ser un ejercicio de bajo impacto permite que todos los públicos, e incluso las embarazadas, lo practiquen de manera segura. No te preocupes si no tienes una gran resistencia física, esta especialidad te permite poner tus propias pautas y tiempos. 

5.       Al ser un deporte tan completo, otras capacidades físicas como la coordinación, la fuerza, la resistencia o la elasticidad mejoran significativamente.

 

Rinde al máximo

 

Para sacar el máximo partido a cualquier deporte y protegernos de cualquier daño necesitamos tomar ciertas precauciones. Si lo que has visto hasta ahora te convence, haz caso a estos consejos para empezar a practicarlo cuando quieras:

1.       Consigue tu equipo: para el nordic walking basta con contar con ropa cómoda y unas zapatillas adecuadas. Al adquirir los bastones comprueba que sean especiales para esta modalidad. Suelen ser de fibra de carbono y tienen un mango más delgado de lo normal que te permite mantener una actividad más dinámica.

2.       Dedica el tiempo que necesites para el calentamiento: recuerda que es un deporte que ejercita prácticamente todos los músculos de tu cuerpo, por lo que es necesario calentar todas las zonas.

3.       Camina con naturalidad: es un deporte ideal para desestresarte, sólo debes preocuparte porque tu paso sea firme y esté coordinado con los brazos.

4.       Mantén una postura relajada: para evitar cualquier tipo de contractura o lesión es importante que tus hombros estén relajados y no agarres el bastón demasiado fuerte.

5.       Hidrátate: bebe abundante agua antes, durante y después de hacer ejercicio. Recuerda que debemos restituir la cantidad de agua que pierde nuestro cuerpo, que será incluso mayor con el desgaste físico. Que no te falte tu botella de agua mineral, tu organismo te lo agradecerá.

 

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

1 respuesta to Caminata nórdica: una idea para hacer ejercicio

  1. Rosario says:

    Hola yo echo muchas marchas por hay y se mea roto el menisco y de momento no opera puedo seguir haciéndolo porque no se sí me biene bien uno dicen que sí otros que no un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *