Cinco razones para incluir el agua mineral en tu vida diaria

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral, Salud and tagged ,

Sabemos que el agua mineral natural supone un gran beneficio para la salud y ayuda al buen funcionamiento de nuestro organismo. Beber agua es opción perfecta para mantener nuestro cuerpo bien hidratado de manera sana, en gran parte, porque el cuerpo humano está compuesto aproximadamente, por un 70% de agua.

Muchos son los motivos que hacen del agua mineral una bebida saludable y por ello, resaltamos algunas de las características y razones principales por las que es aconsejable incluirla en nuestra vida diaria.

1.       Agua pura sin alteraciones

El agua mineral natural se envasa a pie de manantial y se embotella en un envase totalmente seguro, protegida de cualquier contacto con el exterior, lo que ayuda a mantener el producto sin sufrir alteraciones, tal cual se encuentra en la Naturaleza.

Las aguas minerales naturales llegan a nuestras manos embotelladas con la misma pureza que presentan en sus manantiales, protegidas de todo tipo de contaminación y conservando toda su pureza gracias al embotellado.

2.       Hidrata y aporta beneficios a nuestro organismo

El agua mineral es una perfecta alternativa para hidratar nuestro cuerpo, siendo un producto natural rico en minerales y oligoelementos. Es ideal para mantener hábitos de vida saludables al ser una bebida sin calorías de la que expertos recomiendan un consumo de 2 a 3 litros diarios.

Es un producto alimentario natural con efectos saludables que aporta minerales esenciales y nutrientes para el buen funcionamiento de nuestro organismo, eliminando desechos y favoreciendo la digestión.

3.        No es necesario someterla a procesos de desinfección

Este tipo de aguas no necesitan nunca ser hervidas ni tan siquiera para poder preparar alimentos infantiles en el primer año de vida del bebé y posteriores. Ello se debe a que son puras en origen y su pureza se conserva intacta una vez embotelladas. No precisan de ningún tratamiento químico ni microbiólogo para su consumo, son aguas sanas desde su origen.

4.       Composición constante, sabemos lo que bebemos

Poseen una composición constante como puede leerse en las etiquetas que portan sus envases, incluyendo de manera detallada los elementos que la componen. Se conoce su lugar de procedencia y composición, por esa razón, siempre podemos saber lo que bebemos.

Su composición mineral específica varía en función de las rocas por donde se filtran de manera natural. También depende del tiempo, de la profundidad y de la temperatura en la que se encuentren en el manantial subterráneo. De esta forma, se entiende que no pueden darse dos aguas minerales idénticas pudiendo así escoger el agua que más convenga a nuestro organismo en función de su composición. Sólo en España, podemos encontrar más de 100 variedades distintas de agua mineral natural.

5.       Sin calorías, ayuda a prevenir el sobrepeso

Al no aportar calorías, el agua mineral no engorda y es ideal para mantener hábitos de vida saludables. Según afirman los expertos, el agua mineral debe acompañar al niño en las comidas, así como también fuera de ellas, siendo un hábito sano para prevenir el sobrepeso. Es igualmente útil y beneficiosa en el caso de mujeres embarazadas, personas mayores y deportistas.

 

El formato en el que se nos presenta y su cómodo embotellado nos permiten beber agua mineral en cualquier momento y lugar, tanto dentro como fuera de casa, ayudando a mantener nuestro cuerpo hidratado y aportándonos beneficios saludables.

No lo dudes, ten siempre a mano una botella de agua mineral para hidratar tu cuerpo y ponerlo a punto. ¡El agua es vida!

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *