Consejos para que nuestros mayores estén mejor hidratados

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral, Salud and tagged , , , ,

Una buena hidratación es fundamental para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Como sabéis, la sed es uno de los síntomas más claros de la deshidratación en nuestro cuerpo. ¿Pero qué pasa cuando la sensación de sed disminuye, tal y como les pasa a nuestros mayores? Ellos y ellas son más susceptibles a la deshidratación. Y encima, de manera totalmente inconsciente. Por eso debemos fomentar que beban la cantidad necesaria de agua para estar bien hidratados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda una ingesta mínima de dos litros diarios (también en invierno). Sin embargo, este ingesta recomendada cambia para nuestros mayores y debemos incrementarla: 2,2 litros en las mujeres y 3 litros en los hombres.

El agua, su gran aliado

Con el paso de los años, nuestro sistema inmunológico se debilita e hidratarnos nos ayuda en tareas tan importantes para nuestro cuerpo como: mantener la función renal, una correcta digestión, evitar el estreñimiento o mantener la temperatura corporal, entre otros.

Si convives o cuidas de una persona mayor, vigila los síntomas propios de la deshidratación: boca seca, pérdida de apetito, náuseas, piel seca, disminución del volumen de orina…

¿Qué hacer para que los mayores ingieran más agua?

Te proponemos una serie de consejos para que tus mayores se hidraten. Presta atención:

  • Agua siempre accesible. Si a vuestros mayores les cuesta mucho beber agua, procurad que tengan siempre accesibilidad a ella. Por ejemplo, que tengan disponible un botellín de agua mineral en la mesilla de noche, cerca del lugar donde ven la televisión, cuando dan un paseo… para que no se les olvide, no les de pereza y lo tengan siempre accesible. Además, el agua mineral les aporta minerales esenciales y oligoelementos que pueden ayudar a su organismo a satisfacer las necesidades diarias.
  • Envases manejables. Recuerda que hay envases de agua mineral muy manejables que se pueden adaptar a cualquier momento y lugar.
  • Promueve la hidratación, da ejemplo. Ante los riesgos de una deshidratación, procura siempre que vean en ti un claro ejemplo de lo importante y necesario que es tener una correcta hidratación.

Y tú, ¿tienes algún otro consejo para que nuestros mayores se hidraten? Cuéntanoslo en nuestro Facebook.

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *