Consejos sobre hidratación para compartir en el trabajo

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral, Salud and tagged , , , , ,

agua mineral

Allá donde vamos, nuestra filosofía de vida saludable nos acompaña, y siempre que podemos, intentamos compartir nuestros conocimientos sobre este tema con amigos, familiares y gente que nos importa.

Hoy vamos a ayudar a nuestros compañeros de trabajo a conocer las bondades que el agua mineral puede aportar a su organismo, a recordarles unas nociones básicas sobre hidratación y a darles algunos consejos que seguro agradecerán.

Comencemos por lo básico. ¿Cuándo y cuánto tenemos que beber para estar bien hidratados?

El Instituto de Investigación de Agua y Salud (IIAS) considera que beber entre 2 y 3 litros de agua diarios es una pauta básica para mantener nuestra hidratación de forma adecuada y mejorar nuestra calidad de vida. Por ello, nos aconseja beber al menos 8 vasos de agua al día, uno en cada comida y el resto repartidos durante el resto del día. El agua mineral aporta oligoelementos y minerales esenciales y ayuda a nuestro organismo a satisfacer sus necesidades diarias.

En cuanto al cuándo, el IIAS recomienda beber agua a menudo, a cualquier hora del día, sin esperar a tener sed, ya que la sed puede ser un síntoma de que empezamos a estar deshidratados. Hay que beber lo suficiente para encontrarnos bien, con energía y vitalidad. Bien hidratados rendimos más y mejor. Sea cual sea el puesto de trabajo que tengamos, el consumo de agua tiene que ser frecuente.

Beber agua nos ayuda a mantener la concentración y a lograr un alto grado de rendimiento. Sobre todo, en momentos de rendimiento cognitivo intenso, en los que es importantísimo que nos hidratemos correctamente. Con solo un 2% de descenso de agua en nuestro cuerpo podemos sufrir pérdida momentánea de memoria y disminución significativa de la tensión

Los estados de deshidratación llevan asociado un déficit cognitivo que puede provocar fallos en los sistemas de información verbal, visual y espacial de la memoria y en el almacenamiento de la información, así como un aumento significativo de los errores en la solución de conflictos.

El tiempo de reacción es una de las funciones del rendimiento cognitivo más vulnerables ante cualquier situación de deshidratación, por lo que frente al imprevisto de un accidente laboral, un trabajador mal hidratado responderá mucho más despacio al peligro de la situación.

La botella de agua, siempre cerca

Por ello, en nuestro puesto de trabajo, debemos tener siempre cerca, una botella de agua mineral y beber frecuentemente traguitos para que nuestra productividad y nuestro rendimiento físico y cognitivo no se vean mermados. Ver la botella, nos ayudará a recordar que debemos beber y logrará convertir ese hecho en un hábito saludable.

Gracias a los diferentes formatos en los que se presenta, beber agua mineral natural en la oficina es una forma sencilla y eficaz de hidratarnos. En algunas oficinas, como la nuestra, hay dispensadores de agua, que permiten beber el agua siempre fresca y en la cantidad adecuada. El equipo tenemos también otro truquito para mantener nuestra hidratación óptima. Procuramos movernos dentro de la oficina, y cada dos horas, hacer un minidescansito. De esta forma, a la vez que hidratamos nuestro cerebro, estiramos las piernas y damos un respiro al cuerpo.

Seguro que si tus “compis” ponen en funcionamiento estos consejos mejoraran notablemente su jornada laboral y se sentirán más cómodos en el trabajo. Y tú ¿qué trucos tienes para mantenerte bien hidratado en el trabajo? Compártelos con nosotros y con tus compañeros.

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *