La importancia de beber agua durante la jornada escolar

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral, Maternidad, Salud and tagged , , , , , ,

Desde hace diez años y gracias a la Unesco, cada 5 de octubre se celebra el Día Mundial de los docentes en más de 100 países. Los profesores desempeñan un papel fundamental en el desarrollo de los niños. Nos enseñan desde muy pequeños muchas cosas e incluso las más importantes para el día de mañana que no están plasmadas en los libros, como son la educación, los valores, la disciplina, el compañerismo…

Queremos aprovechar esta cita tan importante para homenajear y agradecer enormemente la labor de nuestros profesores que tanto nos han enriquecido como personas. Sin ellos, la educación de calidad no podría hacerse realidad.

Al igual que nos enseñan a multiplicar, dividir, escribir y leer; los profesores, juegan un papel fundamental a la hora de inculcar a los más pequeños la importancia de comer sano e hidratarse correctamente durante las horas lectivas para rendir mejor.

Sobre éste último punto, el de la hidratación, vamos a hablar en este post, ya que a menudo los niños descuidan este hábito tan importante.

¿Cuánta agua deben de beber los más pequeños para estar bien hidratados?

Los niños y niñas deben ingerir una media de 1,8 litros de agua hasta los 8 años, y a partir de esa edad debe aumentar hasta los 2,5 litros en los niños y hasta los 2,2 en las niñas. Esta cantidad debe incrementarse si se practica algún tipo de ejercicio físico. Recordemos que en las aulas se imparten clases de educación física y que además, muchos niños acuden a clases deportivas extraescolares.

Fuera de clase también deben mantenerse bien hidratados. Hidratarse con agua mineral les ayuda a restituir la cantidad que necesita su organismo y a mejorar el rendimiento. Además, al ser un agua tan pura en origen mantiene todas sus propiedades inalterables y no aporta calorías, permitiéndoles hidratarse en cualquier momento y lugar.

¿Y los que son aún más pequeños?

Si son más pequeños habrá que insistirles en la necesidad de beber agua y ofrecerles un botellín de agua mineral para recordárselo. Al ser más pequeños no perciben la sensación de sed igual que los adultos, por eso es tan importante que los padres y los profesores les recuerden que tienen que beber agua.

¿Cuáles son las consecuencias de la falta de hidratación en el rendimiento escolar?

Se ha demostrado científicamente que la deshidratación puede provocar una caída en un 15% de la capacidad de concentración y una disminución de la memoria a corto plazo de un 10%. Por eso es tan importante que los niños estén correctamente hidratados durante toda la jornada escolar.

¿Cuál es el papel de los padres y los profesores?

Los padres deben ser los primeros en dar ejemplo a sus hijos. Es vital que en casa los niños vean a sus padres practicar hábitos de alimentación tan saludables como beber agua . Recordemos que en edades tempranas los hijos copian lo que hacen sus progenitores. No lo pases por alto e ¡inculca a tu hijo el hábito de beber agua!

Otro papel importante lo desempeñan los profesores en las aulas, ya que los niños pasan muchas horas allí. Los educadores deben concienciarles de lo saludable que es beber agua mineral, no sólo para su bienestar físico sino también para el intelectual. El agua es la bebida fundamental durante la infancia. De hecho, el Instituto de Investigación Agua y Salud dispone de materiales y de una guía didáctica para el profesor en el microsite de “Hidrátate, Somos Agua”. En él, tanto profesores como alumnos pueden descargarse el póster con consejos, fichas y guía para aprender sobre hidratación mientras se divierten.

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *