El agua, un alivio para el dolor de garganta y el resfriado común

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral, Salud and tagged , , , ,

aguamineral-resfriado-ayuda

Todos los años, en cuanto llega el frío, aparecen también los resfriados y los catarros. Pero a pesar de lo que muchos erróneamente pensábamos, los catarros comunes y los resfriados no los produce un enfriamiento por ir mal abrigados en invierno.

El frío no está implicado directamente, ya que ambas son enfermedades virales y las cogemos porque alguien infectado nos contagia el virus. Aunque por otro lado, que haya tantos casos en invierno, sí que está relacionado, indirectamente, con las bajas temperaturas.

Cuando hace frío tendemos a permanecer menos tiempo al aire libre y nos encerramos en sitios calientes, a menudo mal ventilados, puesto que para no perder el calor tendemos a abrir menos las ventanas. Esto propicia que sea más fácil el contagio al haber más virus en el aire.

Además, cuando cogemos un resfriado, la mucosa nasal se inflama, aumenta la secreción en la nariz, aparece la congestión nasal y tenemos más mocos. Es en los mocos, donde hay un mayor número de virus. El cuerpo los crea precisamente para atrapar esos microorganismos y sacarlos fuera del cuerpo.

Los mocos son expulsados al exterior por el movimiento de los cilios, una especie de pelitos que tenemos en el sistema respiratorio, que son los encargados de extraer los microbios y residuos de las vías respiratorias. Pero con el frío, el movimiento de los cilios se ralentiza, lo que hace que los mocos tarden más en ser expulsados, y por lo tanto, los virus dispongan de más tiempo para llegar a las células e iniciar la infección. Así que por eso hay un mayor número de casos de resfriados y catarros en invierno que en verano.

Una vez contagiados, no hay cura. Deberemos pasar unos días enfermos hasta que nuestro organismo combata los virus y los elimine de nuestro cuerpo. Lo que sí podemos hacer es seguir unas pautas que nos ayuden a aliviar los síntomas. Entre ellas: descansar, no fumar, tomar vahos, hacer gárgaras, evitar la automedicación y sobre todo, hidratarnos bien.

El agua mineral natural ayuda a aliviar los síntomas del resfriado y el catarro común. Mantener una adecuada hidratación es necesario siempre, pero cuando estamos resfriados o acatarrados se convierte en algo aún más esencial. Un nivel correcto de hidratación favorece la expectoración, previene la deshidratación y alivia el dolor de garganta. Beber la suficiente agua, garantiza una correcta hidratación, y mejora notablemente los síntomas de ambas enfermedades, pero también se puede complementar con la ingesta de zumos, sopas o infusiones.

El agua mineral natural es una bebida idónea para ayudarnos a recuperarnos cuanto antes, puesto que es un agua natural 100% sana y totalmente pura desde su origen. Llega intacta hasta nosotros con las propiedades beneficiosas de las que la propia Naturaleza la ha dotado, sin tener que ser sometida a ningún tipo de tratamiento químico o microbiológico.

Nosotros escribimos este post con nuestra botella de agua mineral bien a mano, y tú, ¿también tienes cerca la tuya?

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *