En el trabajo, organízate e hidrátate

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral, Salud and tagged , , ,

hidratacion trabajo

Tareas, reuniones… a lo largo de una jornada laboral tenemos tantas cosas que hacer y tan complejas, que si pretendemos hacerlas sin una planificación lo normal es que acabemos muy cansados.  Y nuestro cuerpo se resiente.

Como el cuidado de nuestra salud es uno de los objetivos fundamentales de bebeaguamineral.com, nos gustaría hablarte de unos sencillos hábitos que os pueden ayudar a mejorar vuestra productividad:

1.      Planificación diaria. Organizarnos nos permite mejorar en el trabajo. Para que sea efectivo tenemos que elegir un momento en el día para hacer esa planificación; os recomendamos los últimos diez minutos antes de acabar la jornada. Pero, ¿por dónde empezamos? Coge la agenda y anota los objetivos del día. Lo ideal es empezar con las tareas más importantes y retrasar las más rutinarias para las horas de menor intensidad. No olvidéis dejar un margen para los imprevistos y problemas que, nos gusten o no, siempre aparecen.

2.     Una buena hidratación. ¿Sabíais que muchas de las ocasiones en las que sufrimos dolores de cabeza, migrañas o fatiga en el trabajo se deben a la falta de hidratación? Bien hidratados rendimos más y mejor. Sea cual sea el puesto de trabajo que tengamos, el consumo de agua tiene que ser frecuente. La intensidad, duración o las condiciones ambientales en las que trabajamos también influyen en la deshidratación. ¿Cómo lo podemos evitar?:

  • Bebe a menudo sin esperar a tener sed. Tenemos que intentar que se convierta en un hábito.  Hay que beber lo suficiente para encontrarnos bien, con energía y vitalidad. Los médicos recomiendan ocho vasos de agua al día.
  • Bebe agua también en la oficina. Te recomendamos que tengas a mano una botella de agua mineral. Los motivos son muy sencillos; por su pureza, composición, salud, comodidad y confianza.
  • Elegir el agua como bebida principal. Así evitaremos el aumento de las calorías innecesarias y disfrutaremos de todos los beneficios para la salud que nos aporta.

 3.      Evitar las interrupciones. Las distracciones, parones, tentaciones y roturas de tu concentración retrasan nuestro trabajo, restan calidad y lo peor de todo, terminan desmotivándonos. Aunque nos cueste creerlo está en nuestras manos reducirlas:  antes de empezar con las tareas… desactiva todos los notificadores de mensajería como son las redes sociales y el correo, silencia el teléfono móvil, cierra todas las aplicaciones salvo las que vayas a utilizar y pide tranquilidad a los compañeros que te rodean. ¡Ayudará positivamente en nuestra concentración!

Seguro que tú tienes tus propios consejos para lograr una correcta concentración en el trabajo, pero consideramos que estos  tres hábitos son básicos para mejorar la jornada laboral. No lo dudes, disfruta de un ambiente cómodo en el trabajo ¡e hidrátate!

 

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *