En el trabajo, siempre hidratados

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral, Salud and tagged , , ,

Estar bien hidratados es vital para nuestra salud. El agua es un nutriente esencial que el ser humano debe ingerir regularmente. Nuestro cuerpo está formado en un 60% por agua y nuestro cerebro aún por más, casi en un 85%. Por lo tanto, es especialmente sensible a los pequeños desequilibrios hídricos y es necesario hidratarlo bien, para que pueda funcionar al 100%. Un buen nivel de hidratación en las células, es imprescindible para generar la energía hidroeléctrica con la que se nutre y asegurar el buen funcionamiento de los procesos de neurotransmisión.

La ingesta insuficiente de agua afecta a nuestro rendimiento cognitivo. Hay estudios que señalan que la deshidratación provoca una caída de la capacidad de concentración en un 15% y una disminución de la memoria a corto plazo del 10%. Por ello, es indispensable mantener una correcta hidratación en el lugar de trabajo. Con ello se evitará la perdida de concentración y el bajo rendimiento, disminuirá el riesgo de accidentes laborales y mejorará la sensación de bienestar de los empleados.

Los procesos mentales que intervienen en la inteligencia y en el pensamiento, sufren trastornos como consecuencia de la deshidratación. El descenso tan sólo de un 2% de agua en el cuerpo, puede causar una pérdida momentánea de memoria y una disminución significativa de la atención. Con una pérdida de agua del 3% podemos sufrir fuertes dolores de cabeza, alteraciones en la destreza y desorientación temporal y espacial.

En el último informe científico del Instituto de Investigación de Agua y Salud (IIAS), titulado Rendimiento Cognitivo, hidratación y agua mineral, el Secretario General del Comité Científico del IIAS, Jesús Román Martínez, y la psicóloga, Silvia Álava, analizan la evidencia científica existente acerca de la influencia de la hidratación en el rendimiento cognitivo.

Los estados de deshidratación llevan asociado un déficit cognitivo que puede provocar fallos en los sistemas de información verbal, visual y espacial de la memoria y en el almacenamiento de la información, así como un aumento significativo de los errores en la solución de conflictos.

El tiempo de reacción es una de las funciones del rendimiento cognitivo más vulnerables ante cualquier situación de deshidratación, por lo que frente al imprevisto de un accidente laboral, un trabajador mal hidratado responderá mucho más despacio al peligro de la situación. Esto unido a la disminución de la atención y la posibilidad de desorientación, pueden agravar seriamente las consecuencias del accidente.

Sin embargo, los sujetos normohidratados muestran un rendimiento superior en los test de inteligencia, en los tiempos de reacción, en la capacidad de concentración, en la velocidad motora y en la memoria explícita.

Beber agua con garantías

El agua que bebemos tiene que garantizar nuestra correcta hidratación. Es muy importante que su consumo tenga asegurada la calidad y la cantidad adecuadas. Esta calidad queda garantizada cuando se consume agua mineral natural por sus especiales características: ausencia de manipulación tras su captación en el manantial, composición mineral constante e invariable, garantía higiénica absoluta sin necesidad de tratamientos químicos, presencia de sales minerales y una óptima disponibilidad para el consumo en todo momento y situación.

Por ello, en momentos de rendimiento cognitivo intenso, es esencial que nos hidratemos correctamente. El IIAS recomienda beber agua frecuentemente para que en esos momentos nuestro rendimiento cognitivo no se vea mermado. Trabajar con una botella de agua mineral natural al lado, nos recordará la importancia de beber agua a menudo y nos ayudará a mantener la concentración y mantener un alto grado de rendimiento.

El equipo de Aguas Minerales estamos convencidos de ello, y entre párrafo y párrafo de este post apuramos nuestro botellín de agua. Pero y tú, ¿a qué esperas para rehidratar tus neuronas? ¡Bebe agua!

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *