Este año y de verdad, vas a querer apuntarte al gimnasio

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral, Belleza, Salud and tagged , , , , , ,

Sí, sí. Lo sabemos. Con todas las cosas que tenemos que hacer a diario y la cantidad de obligaciones laborales, maternales y logísticas que tenemos que realizar, te resulta dificilísimo encontrar tiempo y fuerzas para apuntarte al gimnasio. Pero este año debes plantearte seriamente como propósito de nuevo curso el matricularte en uno. Ya es hora de que empieces a pensar un poco más en ti y en tu salud, a quererte más y a intentar tener un momento para ti sola, donde desconectar de las tareas diarias y recuperar tu individualidad.

Tu salud, tu mente y tu cuerpo te lo agradecerán. Así que haz un esfuerzo y busca dentro de ti la motivación necesaria para inscribirte y dedica unos minutos al día a ponerte en forma. La actividad física te hará sentirte mejor psicológica y físicamente y te ayudará a llevar un estilo de vida más sano y equilibrado.

Además tiene muchas ventajas añadidas: previene y controla el dolor muscular y el sobrepeso, contribuye a mantener niveles saludables de colesterol, estimula la circulación coronaria, disminuye el riesgo cardiovascular, favorece y aumenta la circulación, regula el azúcar de nuestra sangre, reduce la tensión arterial, favorece el fortalecimiento de nuestros huesos, aumenta la elasticidad muscular y articular, mejora la respuesta inmunológica ante infecciones, facilita la digestión, favorece el tránsito intestinal

Di adiós al sedentarismo y haz un hueco en tu agenda y busca el momento adecuado para acudir al gimnasio e incorpóralo a tu rutina diaria y a tus hábitos de vida saludables. Si no tienes niños aprovecha al salir del trabajo y vete derecha al gimnasio, eso te ayudará a eliminar el estrés y a olvidar los problemas laborales, para dejar tu mente despejada y no llevártelos a casa contigo. Si tienes niños y tu jornada laboral te lo permite, aprovecha a ir cuando los peques estén en el colegio o en sus actividades extraescolares. Si tu trabajo coincide con ese horario y no puedes, opta por acostar pronto a los niños o dejarlos a cargo de su padre y apurar el día acudiendo a última hora. Eso te ayudará a dormir mucho más relajada y feliz. Cada vez son más los gimnasios que conscientes de las necesidades y horarios de sus clientes amplían sus horarios hasta más tarde, y los hay incluso que permanecen abiertos las 24 horas del día.

Con que consigas una hora libre es bastante. Unos 30 o 45 minutos diarios practicando ejercicio es suficiente, incluso si no dispones de tanto tiempo, 20 minutos también te ayudarían a mantener tu organismo activo y cuidado. Un poco de bicicleta, una sesión de step, zumba o aerobic, unas flexiones, estiramientos o unas cuantas abdominales, lograrán mantener tu cuerpo fuerte, joven y sano.

Como seguidora de este blog y conociendo lo importante que es mantener una apropiada hidratación para el buen funcionamiento de nuestro organismo, no debes olvidar meter en tu bolsa para el gimnasio, una botellita de agua mineral, que te permitirá hidratarte, antes y durante el entrenamiento y recuperar a la salida el gimnasio los líquidos perdidos mediante la sudoración. Si no reponemos esos líquidos a tiempo, podemos sufrir deshidratación lo que provoca trastornos en nuestro metabolismo, que pueden traducirse en un menor rendimiento físico, un estancamiento en el crecimiento muscular o riesgos más serios para nuestra salud.

Dar pequeños sorbos mientras realizamos nuestros ejercicios nos permite ir recuperando el agua perdida y reponerla lo antes posible. Ello nos ayudara a evitar la aparición de calambres, lesiones, tendinitis, mareos o hipertermia y nos permitirá recuperarnos antes del esfuerzo y reducir las agujetas.

Como sabes son muchos los beneficios que el agua mineral natural aporta a nuestro cuerpo, por eso es la bebida perfecta para llevar al gimnasio.

Anímate y apúntate por fin al gimnasio. Y si no consigues sacar tiempo para acudir al gimnasio, siempre te quedará recurrir a trucos como subir y bajar escaleras, una manera  sencilla y accesible de realizar ejercicio y mantener la vitalidad.

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *