Experiencias positivas que traerán tus hijos de las colonias este verano

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral, Maternidad, Medioambiente, Salud and tagged , , , ,

Al acabar las clases, los niños tienen muchas horas libres para poder llenar con salidas y actividades, pero la mayoría de las mamás y papás no tenemos tantos días de vacaciones como ellos, por lo que muchas veces, los peques se aburren al no poder salir de su entorno. Por no mencionar el problema que nos supone a las madres y padres, buscar una persona que pueda hacerse cargo de ellos, mientras nosotros vamos a trabajar. Los campamentos de verano son una buena solución para este dilema, puesto que los niños pasan unos días fuera de casa, al cuidado de personal cualificado y responsable.

Pero no es ésta la única razón por la que debemos animarnos a enviar a nuestros hijos de colonias. Los campamentos no sólo son una manera de tener entretenidos y atendidos a los niños, mientras nosotros estamos en la oficina. Ir de campamento es toda una experiencia vital que marcará a los pequeños positivamente y les proporcionará grandes momentos y recuerdos inolvidables para el resto de su vida. Es una buena idea preguntar a nuestros amigos y amigas qué tal les ha ido este año en los diferentes campamentos y colonias, seguro que nos cuentan experiencias muy positivas.

En el campamento, los niños se divertirán y asimilarán cantidad de conceptos nuevos, junto a otros niños de su edad. Harán nuevos amigos y aprenderán a relacionarse fuera del colegio, conviviendo con personas que no son de su mismo círculo, lo que les enseñará a ser más tolerantes y respetuosos. El hecho de compartir habitación, juegos, excursiones, talleres…, con otros niños, les aportará enriquecedoras vivencias y les dará a conocer puntos de vista distintos al suyo.

Lejos de nuestro atento control, se sentirán más libres, sin tareas domésticas, ni deberes y deberán ser más responsables. Tendrán que aprender a valerse por sí mismos y a ser más autónomos. Al estar unos días alejados, los niños aprenderán a valorar más lo que tienen y nosotros podremos tener unos días de descanso, con menos responsabilidades, para renovar energías y poder echarlos de menos. La separación será beneficiosa para ambos bandos.

Los peques aprenderán a sociabilizarse, a colaborar y a trabajar en grupo, dentro de un concepto de comunidad. Se desarrollaran personal y espiritualmente, conociéndose más a sí mismos y convirtiéndose en personas más solidarias y empáticas. Mejoraran su comunicación y aprenderán a expresarse mejor, dando a conocer sus pensamientos y sus gustos, ganando en autoestima. Las actividades y talleres están pensadas para favorecer el intercambio de ideas y las estrategias a nivel de grupo.

En el campamento podrán conectar con la naturaleza, observando el entorno natural y relacionándose directamente con piedras, árboles, animales…, contemplando las estrellas junto al fuego de una hoguera y descubriendo todo lo que los rodea a través del juego, la alegría y la diversión. Además realizarán una gran actividad física, (caminando, nadando, tirándose por tirolinas…) practicando deportes en espacios abiertos y superando retos físicos.

Aprender a cuidar de nuestro cuerpo

Por ello, es esencial que cuiden al máximo su hidratación. Antes de acudir al campamento debemos recordarles lo fundamental que es beber la cantidad de agua necesaria para que su cuerpo y su mente puedan funcionar correctamente. En estas épocas de calor, estando todo el día en espacios abiertos, bajo el sol y practicando actividades físicas, es de suma importancia que lleven siempre un gorro o visera y un botellín de agua, o una cantimplora, siempre a mano, en su mochila de diario. Si es agua mineral aún mejor, puesto que los expertos la recomiendan. Los monitores también les inculcarán nociones básicas de hidratación y estarán atentos a que las cumplan, para que no sufran un desmayo o un golpe de calor.

Puesto que ir de colonias tiene efectos tan beneficiosos para nuestros hijos, ¿dónde vas a mandarlos el próximo verano para que vivan la mejor experiencia de sus vidas? Y si eres uno de esos papás que ya lo ha probado y repite, cuéntanos que mejorías has notado en tu hijo y en su comportamiento.

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *