Haz tu propio mini maratón con niños, ¡no te olvides del punto de hidratación!

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral, Maternidad, Salud and tagged , , , , , , ,

A los más pequeños de la casa les encanta correr. Muchos niños aprenden casi antes a correr que a andar. Ser niño es sinónimo de estar lleno de vida y de brío. Es prácticamente imprescindible que los niños corran para que quemen esa energía desbordante.

Según comenta la doctora Eva Ferrer Vidal-Barraquer, autora del libroCambia tu vida, ponte a correr”, para los niños correr debe ser, sobre todo un juego. “Siempre es más sencillo hacerle practicar deporte si se trata de una actividad divertida, que él no sienta como una obligación”. Por lo que “si decidimos salir a correr con ellos, tenemos que enfocarlo como un momento de recreo y dejar que ellos den en todo momento su opinión al respecto”.

El deporte es muy importante para el desarrollo de su capacidad física y mental. Así que está muy bien que fomentemos en ellos la práctica del deporte y el ejercicio, pero sin presionarles nunca, ni pretender que batan records. Iniciarles en el running es una buena opción, pero siempre adaptándolo a la condición física de cada niño y realizándolo con una intensidad baja y moderada.

Para animarles a correr, podemos organizar una pequeña mini maratón, con algunos de sus amiguitos. De este modo fomentaremos su pasión por el deporte y les haremos participes de lo que implica participar en una carrera. Enfrentarse a este tipo de competición, les hará fijarse metas, aprender a trabajar en equipo y comunicarse mejor con sus amigos.

Aunque no debemos potenciar en exceso la competitividad. Deberemos premiar a todos los participantes, no sólo a los primeros. Podemos dar premios también por ejemplo, al más original con la vestimenta, al más solidario, al más divertido, e incluso al último.

Lo ideal es elegir un circuito o un espacio para correr que no les resulte aburrido. Podemos optar por espacios abiertos y naturales, como una campa, la playa, el parque… Podemos marcar el recorrido con flechas para que no se pierdan y dibujos divertidos que les animen a continuar.

No te olvides de su hidratación

Tampoco debemos olvidar colocar los puntos de hidratación durante el recorrido. Una mesita con unos botellines de agua mineral les ofrecerá la oportunidad de poder realizar una pausa y mantenerse correctamente hidratados. El agua es la bebida fundamental durante la infancia y el agua mineral natural es la más recomendada por los expertos.

Deberemos vigilar atentamente su hidratación, antes, durante y después de la carrera para evitar la deshidratación. Es necesario que recuperen la cantidad de agua eliminada mediante la sudoración y la respiración más intensa. No deben esperar a tener sed para beber.

También hay que tener en cuenta el horario y no programar la carrera en las horas más calurosas del día para evitar un golpe de calor.

Debemos ajustar la distancia al nivel de esfuerzo que los niños participantes puedan tolerar. Una distancia llevadera son 500 metros. Si los niños ya están acostumbrados a correr podemos elevarla hasta 800 metros, incluso un kilómetro, pero si por el contrario no lo están, con 250 metros será suficiente. Lo más adecuado sería dejar que los propios niños sean los que decidan qué distancia pueden o quieren correr.

¿Ya has pensado donde y cuando vas a organizar tu mini maratón? Comparte con nosotros tus ideas, todas serán bienvenidas.

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *