Ideas para hacer ejercicio cuando no tienes tiempo de ir a un gimnasio

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Belleza, Salud and tagged , , , , , ,

Ideas para realizar ejercicio

Con el ajetreado ritmo de la sociedad en la que vivimos, no encontrar tiempo para realizar un deporte o poder acudir al gimnasio es algo totalmente habitual. La mayoría de nosotras tenemos una agenda diaria repleta de obligaciones: trabajo, tareas domésticas, compras, niños… que nos deja poco tiempo libre diario y que provoca que terminemos tan agotadas, que lo último que nos apetezca en ese momento sea hacer ejercicio.

Pero, por el bien de nuestra salud, debemos encontrar la motivación suficiente para aprovechar esos pocos minutos y luchar contra el sedentarismo, realizando algún tipo de actividad física que nos ayude a mantener nuestro cuerpo fuerte, joven y sano.

Lo ideal es practicar al menos 30-45 minutos diarios de ejercicio, pero si sólo pueden ser 20, eso es mejor que nada. Así que roba tiempo a tus quehaceres y práctica una pequeña tabla de ejercicios al levantarte, o antes de acostarte, o incluso en ese ratito que te sientas delante del televisor. Unas cuantas flexiones, estiramientos, abdominales, algún movimiento aeróbico o de step, conseguirán mantener tu organismo activo y equilibrado. Si tienes bicicleta estática, no lo dudes, diez minutos sobre ella a diario, te ayudaran, sin darte cuenta, a conservar en forma tu musculatura.

Dispones de cientos de ideas para moverte

Andar es otra de las actividades físicas más sencillas de realizar, más completas y más beneficiosas, puesto que ejercita todo el cuerpo. Intenta quedar con tus amigos y dar una pequeña caminata por los alrededores conversando. Si no consigues sacar tiempo para dar un paseo como tal, hay algunos truquitos, como aparcar apropósito el coche más lejos, que nos obligan a caminar un poquito. Si tienes perro, ya tienes la mitad del trabajo hecho. Alarga los paseos diarios y aligera un poco el paso, de esta forma el desgaste será algo mayor. Corre, juega y lánzale la pelota, así no sólo él estará practicando ejercicio.

Olvídate del ascensor. Sólo te llevara unos pocos minutos más, subir y bajar las escaleras, y de este modo fortalecerás las piernas con un buen ejercicio cardiovascular. Si el piso está muy alto y te cansas antes de llegar, siempre estarás a tiempo de coger más arriba el ascensor.

Si tienes niños, haz excursiones con ellos. Subid al monte, pasead, andad en bicicleta, id a patinar, a la piscina, jugad al fútbol, al baloncesto, al tenis…. Todas estas actividades en su compañía, te harán practicar ejercicio a la vez que te diviertes y disfrutas de ellos en familia.

Baila todo lo que puedas. Si no sales por las noches, y no puedes hacerlo en los bares o discotecas, ponte música en casa y muévete al ritmo de las canciones. Es una estupenda manera de mover todo el cuerpo y además elimina el estrés.

El truco de este tema está en aprovechar cualquier oportunidad para hacer ejercicio. Incluso en el trabajo. Por ejemplo, en vez de usar el teléfono o el email, la próxima vez que tengas que decirle algo a un compañero, levántate y vete hasta su sitio. No es que sea un ejercicio muy arduo, pero hace que te muevas y te estires, ayudando de paso a evitar los dolores de espalda por estar demasiado tiempo en la misma postura.

Y a ti ¿qué nuevas formas de compaginar el ejercicio con la rutina diaria se te ocurren? Pues ya sabes, no esperes a mañana y ponlas ya mismo en marcha.

 

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *