La hidratación en la mujer embarazada

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral, Maternidad, Salud and tagged , , ,

hidratacion mujer embarazada

Durante el embarazo, todas sabemos que es indispensable comer bien y saludablemente, para mantener un perfecto estado nutricional y conseguir un embarazo a término exitoso. Y no debemos olvidar que dentro de ese perfecto estado nutricional, se incluye una adecuada ingesta hídrica. El agua es un nutriente esencial y por ello juega un papel vital en todas las etapas de la vida de la mujer. Pero en el caso de las mujeres embarazadas, mantener una adecuada hidratación durante esos meses, es todavía más importante, puesto que el agua mineral natural, contribuye a favorecer un correcto desarrollo del embarazo y, más adelante, ayuda a preservar la cantidad y calidad de la leche materna durante la lactancia.

Durante el embarazo se producen una serie de cambios fisiológicos que hacen que el requerimiento de agua aumente. La expansión del volumen plasmático, en un 50%, es el cambio más trascendente a la hora de entender la importancia del incremento de la ingesta hídrica. Otras adaptaciones fisiológicas son el aumento del volumen cardíaco, el aumento de la tasa de filtración glomerular, así como diversos cambios en los sistemas respiratorio y gastrointestinal.

Por todo ello, la mujer embarazada necesita incrementar su ingesta diaria de agua para poder disponer de la cantidad suficiente para la creación del líquido amniótico, el correcto crecimiento del feto y para poder suplir la mayor ingestión de energía que se produce durante el embarazo.

Teniendo en cuenta todos estos datos, el Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS), de acuerdo con la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, recomienda a la mujer embarazada aumentar al menos 300 mililitros de agua diarios respecto a su ingesta habitual, y beber agua antes de tener sensación de sed. De esta manera se asegura un óptimo estado de su salud y la del bebé. La ingesta recomendada de agua durante el embarazo es de 2 a 2,5 litros diarios, de los que 0,7 litros es agua procedente de los alimentos.

Durante la lactancia

En el caso de la lactancia, si tenemos en cuenta que aproximadamente un 85% o 90% de la composición de la leche materna es agua, resulta obvio la importancia de que las madres beban, durante esta época, una cantidad de agua adecuada para preservar el estado nutricional del niño y el suyo propio. En este caso, la madre lactante, debe añadir 700 ml/día de agua sobre su ingesta habitual para garantizar la salud del bebé y la suya propia.

Si mantener una correcta hidratación durante el embarazo se hace mucho más necesario, hacerlo con agua mineral natural aporta una serie de ventajas saludables que mejorarán el bienestar de la mujer gestante. A estos beneficios se les suman las 5 razones principales para beber agua mineral natural y conseguir así una hidratación saludable y eficaz.

Además, en las mujeres lactantes puede existir una baja ingesta de calcio. El consumo de aguas ricas en calcio junto a las recomendaciones dietéticas es una buena práctica para incrementar la ingesta de este mineral. Las aguas sulfatadas estimulan la motilidad intestinal y se recomiendan en el tratamiento del estreñimiento, síntoma que frecuentemente acompaña al embarazo. Las aguas cloruradas-sódicas estimulan el peristaltismo intestinal y la secreción intestinal de agua y electrolitos.

Otro de los motivos por los que es conveniente beber agua mineral durante el embarazo es porque ayuda a reducir el estrés, y como todos sabemos durante esos meses es necesario estar tranquila y evitar cualquier tipo de alteración anímica. Algunas aguas minerales son ricas en magnesio, un mineral beneficioso para nuestra salud que contribuye de forma natural a la reducción del estrés.

Ahora, ya conoces la importancia de beber agua mineral para mantener una buena hidratación, en cualquier momento o situación, pero sobre todo, en este periodo tan feliz para las mujeres, en el que es necesario cuidarnos un poquito más. No en vano, las embarazadas son junto a los niños y los ancianos, uno de los grupos especialmente expuestos a sufrir los riesgos de la deshidratación.

Muy interesante el post ¿verdad? Pues si te interesa profundizar en el tema, te proponemos leer el Informe Científico elaborado por la Dra. Viviana Loria, Experta en Nutrición y Dietética, que te ayudará a descubrir el papel relevante que juega el agua mineral natural en la salud de la mujer, durante todas sus etapas vitales (incluido el embarazo) y su eficacia en el cuidado de la salud, la prevención y el tratamiento de las enfermedades más frecuentes. ¿A qué esperas para compartirlo?

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *