Madres súper heroínas: 3 consejos que nos daban con el agua y repetiremos, seguro

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral, Belleza, Salud and tagged , ,

Beber pequeños sorbitos de agua para quitar el hipo, aclarar el cabello con agua muy fría para conseguir un pelo brillante, darse una ducha con agua fría para tonificar los músculos, evitar la flacidez de la piel y facilitar la circulación…Como podéis comprobar el agua es instrumento fundamental de multitud de remedios caseros y naturales muy utilizados en nuestra vida diaria. ¡El agua es pura vida!

1. Agua en ayunas para activar el metabolismo

Seguro que muchos de vosotros lo primero que hacéis por la mañana es tomar un buen desayuno. Y eso está muy bien para cargar energías, pero es aún mejor que antes de empezar,  en ayunas, disfrutéis un vaso de agua templada o a temperatura ambiente. Se trata de una sencilla y cómoda manera de activar nuestro organismo, hidratarnos y desintoxicarnos.

Entre muchos otros beneficios también ayuda a activar nuestro metabolismo, eliminar las toxinas y evitar el estreñimiento. Remedio sencillo y eficaz, ¿qué más se puede pedir? Durante la noche el cuerpo pierde mucho líquido, ya que pasamos muchas horas sin beber agua. De ahí que sea necesario ingerir agua nada más levantarnos. Además, el agua hidrata nuestra piel y le proporciona un aspecto saludable para comenzar nuestra jornada.

Recordad que es recomendable ingerir agua a menudo, también en invierno, para mantenernos bien hidratados. Concretamente la OMS y los médicos recomiendan consumir entre 2 y 3 litros de agua al día. Y sobre todo, no esperar a tener sed.  ¿Todavía necesitas más motivos para beber agua para comenzar bien el día?

2. Agua para combatir el dolor de garganta

¿Tienes gripe? ¿Te duele la garganta o la tienes inflamada? Es frecuente en cualquier época del año, pero se pronuncia aún más con los cambios bruscos de temperatura, la humedad, el aire acondicionado o las altas temperaturas… ¿Cuál es el remedio casero más eficaz? Existen muchos, pero el mejor es, sin duda, aumentar el consumo de agua para aflojar la mucosidad, aliviar la irritación y prevenir la deshidratación. ¡Mano de santo! Eso sí, lo más recomendable es que el agua esté a temperatura natural o templada ya que alivia la parte posterior de la garganta. ¡Cuidado con el agua fría en estos casos! Hará que la garganta se hinche más.

3. Agua con gas para mejorar la digestión

El agua con gas, caracterizada por su sabor ligeramente amargo, posee ácido carbónico que estimula la secreción de jugos gástricos y facilita las digestiones, sobre todo de las personas que tienen problemas en este proceso tan vital. Y es que el agua, ya sea con gas o sin gas, es imprescindible para que se lleven a cabo diferentes procesos fisiológicos, así como para actuar como medio de transporte de los nutrientes y facilitar los desechos a través del sudor o de la orina.

Y respecto a la gran duda que tenemos la mayoría, ¿engorda? No engorda, en absoluto. Al no tener calorías puede consumirse sin problemas, incluso la gente que padece sobrepeso. ¡No tienes ninguna excusa para no beber agua!

Y tú, ¿utilizas el agua como remedio casero? ¿Conoces algún otro consejo? Cuéntanoslo en nuestro Facebook.

 

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *