Más hidratación para los adolescentes

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral, Maternidad, Salud and tagged , , , ,

adolescentes-aguamineral

Una etapa de refuerzo para cuando nuestros niños dejan de serlo. La adolescencia es una etapa muy importante de la vida. Comprende el final de la infancia y el inicio de la edad adulta, momento en que se completa el desarrollo del organismo. Los niños dejan de ser eso, niños, y atraviesan por muchos cambios para alcanzar la madurez física y mental.

Por ello, es el momento de reforzar ciertos hábitos y actitudes saludables. Probablemente será la última oportunidad que tengamos como padres y/ o cuidadores de inculcarles normas alimenticias y consejos para mantener la salud antes de la instauración de hábitos adultos, que ya serán definitivos.

La mayor parte de los cambios que se producen son fisiológicos y el organismo está terminando de desarrollarse, por eso los requerimientos nutricionales durante esta etapa son muy elevados. De esta forma, es necesario llevar una adecuada alimentación e hidratación, que garanticen el aporte suficiente y que no tengan carencias que puedan producir alteraciones o trastornos de la salud.

Por la demanda asociada al crecimiento, las chicas de 12-14 años tienen unas necesidades nutricionales superiores a las de sus madres, y en los chicos de 16 ya son superiores a las de sus padres. Es difícil establecer unas recomendaciones estándar en cuanto a sus necesidades de nutrientes en los adolescentes, debido a las peculiaridades individuales de cada uno de ellos, pero la estadounidense Food and Nutrition Board of the National Research Council y la Organización Mundial de la Salud han establecido unos requerimientos generales y unas pautas a seguir, en función del peso, edad y sexo.

Esta etapa es también el momento de asegurarnos de que los adolescentes conocen cómo y por qué deben alimentarse e hidratarse bien y qué riesgos corren cuando modifican sus pautas y hábitos alimentarios. Entre ellos, el riesgo a sufrir deshidratación, si no beben la cantidad de agua necesaria diariamente.

Desde el año hasta los 12, el 60% de su peso corporal es agua, y desde los 12 a los 18 años, un 56 o 59%, según sean chicas o chicos. Las necesidades de ingesta de agua alcanzan los 1.300 a 1.440 mililitros diarios, de los 9 a 13 años, y la cantidad de 1.400 a 1.750 ml. en los mayores de 14 años, según sean varones o mujeres.

Por ello, no pueden faltar las menciones a la importancia de una adecuada ingesta de agua para mantener un buen nivel de hidratación. Recalcándoles la necesidad de beber agua sin esperar a tener sed puesto que, como señalan los expertos, cuando aparece es un síntoma de que ya estamos deshidratados.

También les recordaremos que el Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría y el Instituto de Investigación Agua y Salud afirman que “el agua y la leche deben seguir siendo las bebidas fundamentales del niño y el adolescente.” Y recomiendan que el agua mineral natural sea la bebida que acompañe al niño, tanto en las comidas, como fuera de ellas, como parte de una estrategia de hábito que previene el sobrepeso y les ayude a mantener un estilo de vida saludable. Y eso porque se trata de un agua sana y natural, pura desde su origen, con una composición constante y unas características que la hacen única, factores que no puede garantizar el agua del grifo.

Así que cuando preparen su mochila para ir al instituto, para hacer deporte… les recordaremos que no olviden llevar un botellín de agua mineral natural porque les ayudará a desarrollar sanamente sus cuerpos y sus mentes. Una decisión adulta que les hará sentirse más seguros de si mismos.

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *