¿Por qué son tan beneficiosos los deportes bajo el agua?

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral, Belleza, Salud and tagged , , , , , , , , , , , ,

Aunque no es algo nuevo, ya que desde el antiguo imperio romano y sus termas se vienen valorando los beneficios del agua como producto natural y saludable, en los últimos tiempos se ha puesto, más de moda, practicar actividades deportivas dentro del agua.

En la actualidad son muchas las maneras que tenemos de practicar deporte dentro del agua: Desde la más sencilla, nadar, en cualquiera de sus cuatro modalidades (braza, estilo libre, espalda o mariposa), hasta el hidrospinning (una variante del spinning en la que se pedalea dentro de una piscina), pasando por el aquagym (una sesión de fitness acuático, el aquarunning, que consiste en correr dentro del agua), o el stretching acuático (estiramientos terapéuticos en el agua que ayudan a relajarse). Eso sin olvidarnos de otros más recientes como Aqua Zumba, que como su nombre indica es una sesión de zumba realizada dentro del agua, o el roller ball water, que consiste en meterse dentro de una bola hinchada gigante y caminar sobre el agua, como haría un hámster girando en su rueda.

Y es que realizar ejercicio dentro del agua, permite mejorar nuestras cualidades físicas, aumentando nuestra fuerza, resistencia, flexibilidad, velocidad, equilibrio, coordinación y agilidad. Además retrasa los signos de envejecimiento, fortalece los huesos y reduce el riesgo cardiovascular, los niveles de glucosa y la presión arterial. A la vez que nos ayuda a relajarnos y liberar tensiones, reduciendo nuestros niveles de estrés.

Otra ventaja de practicar deporte dentro del agua es que, el peso de nuestro cuerpo disminuye, gracias a la hipogravidez, con lo que el impacto de algunos ejercicios sobre las articulaciones se reduce, lo que viene muy bien en personas con sobrepeso o ancianos.

Debido a la resistencia del agua, ejercitamos todos los músculos, sin apenas riesgo de lesionarnos, realizando más ejercicio, en menos tiempo, con lo cual el gasto calórico es también superior.

 

Bebeagua, hidrátate de vida

 

El Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS) conoce todos estos beneficios y por ello organizado recientemente una divertida clase de acuaterapia para los más mayores, en un centro deportivo de Madrid. La acuaterapia consiste en ejercicios terapéuticos acuáticos que contribuyen a mejorar las funciones musculares de acuerdo con las necesidades de cada persona. Trabaja la flexibilidad, fortalece los músculos, mejora la circulación, la función pulmonar, la postura y el equilibrio, además de disminuir el dolor y producir una relajación total, que mejora el ánimo y la confianza, traduciéndose todo ello, en una sensación de bienestar generalizada.

Esta iniciativa se incluye dentro de la campaña de hidratación para mayores, “#bebeagua, hidrátate de vida”, que el IIAS ha lanzado con motivo de la celebración del Día del Mayor, que recuerda la importancia de beber agua para estar bien hidratado y lograr de esta manera, el mantenimiento de un Envejecimiento Activo y saludable.

El Envejecimiento Activo es un proceso que persigue mejorar la calidad de vida de las personas a medida que se hacen mayores, fomentando la salud, una alimentación saludable y un estilo de vida activo, con el fin de aumentar su autonomía, su integración y su participación en la sociedad.

Entre los diez consejos a seguir para lograr ese envejecimiento activo está el mantener un nivel adecuado de hidratación. Una correcta ingesta hídrica mejorará significativamente su calidad de vida. No olvidemos que los mayores deben prestar especial atención a su hidratación.

Para conseguirlo deben beber entre 2 y 2,5 litros de agua al día, sin esperar a tener sed. Jesús Román, secretario general del Comité Científico del IIAS, recomienda la ingesta de agua mineral natural, por tratarse de un agua pura y sana desde su origen, sin tratamientos químicos y con unas características que la hacen única. Además posee una composición constante en minerales, (calcio, magnesio, silicio, flúor…) con una concentración específica en cada agua, lo que ayuda a que las personas mayores puedan escoger la más adecuada a sus necesidades.

Como ves, el agua no sólo cuida nuestra salud desde el interior de nuestro cuerpo, sino que también nos ayuda a mantenerla mientras nos sumergimos en ella. Así que coge los bañadores y a tu familia, y ¡al agua patos!

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *