Tus hijos aman hacer deporte. Escoge buenas protecciones y mantenles siempre hidratados

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Agua Mineral, Maternidad, Salud and tagged , , , ,

proteccion deporte infancia

A los niños les encanta hacer deporte. Lo realizan sin apenas esfuerzo, ya que forma parte de sus juegos diarios y les ayuda a mantenerse físicamente activos y sanos. Para ellos, realizar una actividad física, forma parte de su vida cotidiana, igual que comer o dormir. Por eso, los papás debemos aprovechar esa propensión natural al ejercicio que tienen los niños y fomentar la práctica de algún deporte para que se aficionen desde pequeños a él.

El deporte les ayuda a desarrollarse física y mentalmente, a mejorar sus destrezas físicas y su autoestima, y a socializarse mientras se divierten y se relacionan saludablemente con sus compañeros. Además, les inculca valores importantes como el trabajo en equipo, la disciplina, la importancia del juego limpio y la perseverancia a través de los méritos obtenidos de la práctica repetida.

Muchos padres os estaréis preguntando ¿cuál es la edad adecuada para que mis hijos empiecen a hacer deporte? Pues, sobre los tres años pueden tener su primer contacto con el deporte, aunque aún son pequeños para aprender las reglas en su totalidad o para competir. Pero esta iniciación deportiva les ayudará a desarrollar la motricidad, la coordinación, el control de las posturas y el equilibrio. A la vez que asienta las bases de unos patrones básicos que, en el futuro, les servirán para practicar cualquier deporte oficialmente.

A los seis años, ya comprenden casi todas las reglas y la necesidad de que todos las acepten y cumplan. Y es a partir de los doce años, cuando el nivel de exigencia y competitividad se puede hacer mayor hasta potenciar al máximo sus cualidades.

Beneficios del deporte en los niños

Los beneficios de la práctica de deporte en los niños son muy numerosos. Además de los ya mencionados, podemos añadir que fortalece los músculos y huesos y favorece su desarrollo y crecimiento, contribuye a evitar el sobrepeso, corrige algunos defectos físicos, previene algunas enfermedades como la diabetes, potencia la creación de hábitos y favorece el mantenimiento de la higiene personal. Ayuda a los niños a integrarse en la sociedad y a hacer amigos, fomenta la colaboración, evita el individualismo, les inculca responsabilidad, frena sus impulsos excesivos e incrementa su rendimiento escolar, logrando también que coman y duerman mejor.

Una cosa importante que debemos tener en cuenta es, que la práctica de cualquier deporte es vital realizarla de una manera segura, sobre todo si a tus hijos les gustan los deportes de invierno o los que se practican sobre ruedas, como el patinaje, el skateboard o la bicicleta. En estos casos es indispensable el uso de unas buenas protecciones corporales y un casco, ya que estos deportes pueden conllevar caídas bruscas que podrían provocarles cortes, heridas o incluso lesiones en la cabeza y la boca. Por eso es necesario prevenir e ir bien equipado.

El casco absorbe la energía de un impacto y ayuda a prevenir contusiones y otras lesiones en la cabeza. Para que sea efectivo debe ser del tamaño adecuado a la cabeza y la edad del niño. No debe quedar flojo, ni desplazarse hacia atrás o adelante. La correa debe estar siempre bien ajustada a la barbilla. Un mal golpe puede ser más serio de lo que piensas.

Tan importante como la seguridad, o aún más, es que se mantengan bien hidratados. Los niños deben beber una media de 1,8 litros de agua hasta los 8 años y, a partir de los 9, esta cantidad aumenta hasta los 2,5 litros en los niños y hasta los 2,2 litros en las niñas.

Es por tanto fundamental educarles para que sean conscientes de la necesidad de beber agua de forma metódica durante el día, especialmente cuando desarrollan ejercicio físico.

Los expertos aconsejan el agua mineral como bebida primordial, y muy recomendable, en la infancia, para conseguir mantener una adecuada hidratación. Es pura desde su origen y tiene una composición constante. Por lo que resulta ser la bebida más saludable y beneficiosa, para su bienestar y crecimiento, tanto físico como intelectual.

Este fin de semana, mete en sus mochilas un par de botellines de agua mineral natural y sal a practicar con ellos su deporte favorito. Estarán encantados de poderte dar una paliza deportiva. Recuerda tú eres su mejor ejemplo y referente.

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *