¿Viajas con niños en avión? Cuida los aspectos básicos

Autor: Instituto de Investigación Agua y Salud | Categoría: Maternidad, Salud and tagged , , ,

Viajar con los niños puede suponer serios quebraderos de cabeza para los padres, más aún cuando viajamos en avión, ya que no podemos hacer paradas para descansar y que los niños descarguen la adrenalina acumulada. Aquí te dejamos unos consejos esenciales para que la experiencia sea lo más satisfactoria posible.

Antes del viaje:

Es importante comprobar cuáles son las condiciones del lugar al que viajamos. Si nuestro hijo/a sufre de un problema de salud, la visita previa al pediatra es de obligado cumplimento. Aunque no sea nuestro caso, los profesionales recomiendan realizar una consulta si el niño vuela por primera vez, o para saber si necesitamos incluir alguna vacuna en el calendario.   Además, si vamos a lugares con diferente uso horario tendremos que ajustar las horas de sueño dos o tres días antes para evitar el jet lag.

Procuraremos adelantarnos a los acontecimientos. Si viajamos con niños podemos pedir asientos que den al pasillo que nos permitan movernos con más libertad. Si aún son muy bebés, es importante saber que las aerolíneas suelen proveer de una cuna especial para acostarlo. La ropa que prepararemos para los más pequeños ha de ser cómoda y para mantenerles entretenidos llevaremos juegos o libritos.  Si el viaje es largo la mejor opción, a ser posible, es coger un vuelo nocturno para que vayan dormidos.

 

Durante el viaje:

Durante el despegue y aterrizaje se producen cambios de presión que pueden provocar dolor de oído a los más pequeños. Para evitar problemas, si ya es un poco mayor, es conveniente que masquen chicle sin azúcar o coman caramelo y por supuesto, que beban agua.  Acuérdate de llevar su botella de agua mineral que también les darás durante el viaje. Los niños, junto con las embarazadas y los ancianos, son uno de los colectivos con más riesgo de sufrir deshidratación por lo que es importante procurarles agua en una cantidad suficiente a lo largo del día.

 

Una vez llegados al destino:

Los niños suelen sufrir los cambios de clima y agua que pueden provocarles molestias, además de problemas digestivos. Es por eso que te recomendamos darles de  beber agua mineral natural, ya que es un producto muy saludable y puro ya desde su origen que, por tanto, no necesita ni recibe tratamientos de desinfección ni filtrado doméstico para su consumo.

Además, nos gustaría recordarte que hasta los 12 meses el consumo medio de agua ha de ser de 0,7l por día.

¿Te ha gustado el post? Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *